martes, 5 de febrero de 2013

Último


No tengo explicación para todo esto
más que una verdad sencilla:
te lo escribí a ti
y mi cuerpo necesita que tu cuerpo lo sepa
(no tanto qué escribí
sino que lo escribí).

Tengo la sensación de que lo hemos hecho todo al revés.

Me siento desarmada y chiquita
y no quiero más racionarnos los amores
No quiero que este amor se diluya sin palabras
hasta quedarse desnudo como un árbol en otoño.

Quiero juntar un poquito de fuerza para tomar una decisión y mantenerla:
quiero una tregua indefinida.

Sé que te quiero en mi vida, sé que me encanta quién eres
pero esta manera en que hemos intentado compartirnos no funciona y me supera,
necesito dejarlo aquí.

Milmilmillones de gracias por todo, me quedo cada segundo grabado en la piel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario