jueves, 11 de diciembre de 2014

Me aguijoneaba una idea que no quería alimentar, pero se me repetía insistentemente: a nosotras nadie nos dirá "qué buena pareja hacéis". Porque tú no vienes a mis espacios y yo no voy a los tuyos. Porque tú conoces a mi gente y yo a la tuya pero venimos de lugares bien distintos. Porque nos llevamos unos cuántos años y eso hace que nuestros entornos sean distintos y funcionen distinto, y acojan de manera diferente a la otra. Porque realmente las cosas que compartimos las estamos descubriendo y construyendo ahora, contra todo pronóstico. Contra los pronósticos que decían que no iba a ser viable construir juntas espacios comunes.

Y me pesaba. Me pesa la sensación de que nuestros entornos no reconozcan y celebren que nos estemos encontrando y construyendo juntas. O no refuercen la idea de que nos identificamos con este "Nosotras" y lo queremos alimentar, que hay una puerta abierta, un camino comenzado, un planear juntas.

Llevaba unos cuantos días, quizá alguna semana con esa idea recurrente: "nadie os dirá que hacéis buena pareja. Nadie os va a mirar como vosotras, en común". Y entonces nos vemos y me cuentas justo que E. te dijo que habían estado hablando D. y ella, de nosotras, de que se puede llevar bien y hacer bonita una relación abierta, y que somos tan bonitas juntas...Amor y Tregua.

jueves, 13 de noviembre de 2014



Hay algo de locura en querer que vuelva la chica con la que, de hecho, estás. Una grieta pequeña que no sé si me filtra toda la luz a la cara, o es que me muero de miedo. De ese miedo mío y solo mío. Que no tiene que ver contigo. Pero que me arriesgo en cada paso pequeño hasta que dejo de temblar y conmigo el alambre, y siento que recupero todo el suelo bajo mis pies, y de repente una pequeña grieta y vuelve a ser un alambre. Y me pregunto cuál es la ilusión: ¿el alambre o el suelo firme?

martes, 28 de octubre de 2014

He vuelto a soñar con ella.
A veces me pasa, es raro. Sin más, sin un antecedente aparente, de repente un sueño, y en medio de ese sueño el sol, el calor de la arena en cada parte de mi cuerpo que está en contacto, ráfagas de aire de verano, los ojos cerrados, el ruido del mar de fondo, el mar. Las cosas abstractas como sentirme entera, el amor por la vida, el presente radical y singular. Las cosas concretas como respirar y sentir todo el cuerpo, los latidos de mi corazón cuatro dedos por debajo de mi ombligo, el olor de mi piel al sol. La mente diáfana. La imaginación en calma chicha. Y me giro perezosa, buscando un cuerpo cómplice con certeza. Me giro buscándola y al mirarla (¡no, antes! la reconozco en la forma de mi cuerpo expectante) me doy cuenta de que es ella. Quiero decir: me doy cuenta desde mi yo que mira mi sueño. Ahí se termina. El mar en cortinilla con su rugido juguetón y constante se lo tragan todo.

Lo pienso un momento al abrir los ojos, antes de levantarme: ¿la he echado de menos? Ójala pudiera. He echado de menos que fueras la que fuiste, y que pudiéramos construir juntas un imaginario propio, seguir haciéndolo. Es raro echar de menos a alguien que ya no eres. Te amé mientras fuiste, nos amamos mientras fuimos. Es nostalgia, no amor.

sábado, 25 de octubre de 2014

Dile Cuerdas

Dile que ahí te vas a quedar
díselo.

Dile
Átame
Por el puro placer de sentirte cuerdas
y que al girar la muñeca
el cáñamo trenzado se me clave en la piel.

Dile
Átame
para que hasta en lo más hondo de lo que soy
sepa que estás tan cerca.
Tanto
como para que me pudiera agarrar si tropezara
con alguna locura en el camino
tanto
como para que pudieras agarrarme por una esquina
antes de chocar contra el suelo
al caer

Y no deshacerme en trozos.

Un silencio sostenido.
El bajo tejiendo una red bajo mis pies

allá abajo

allá tan lejos

para dejarme volar antes de recogerme.

pam-pam-pam-pam-pam-pam-pam-pam-pam-pam

cada disparo un orgasmo un subidón de la droga un chute de adrenalina

Bailando con los disparos

sabiendo que abajo me aguarda la red.























jueves, 10 de julio de 2014

domingo, 29 de junio de 2014

Memoria

Leo un blog,
no te conozco y pienso
si eso es importante
o sólo gastamos palabras.

¿Las palabras se gastan?

La memoria es un mundo difícil
a veces me pregunto si hay más de una memoria
o cómo es que pueda ser la misma cosa
la que lo fija todo aquello a donde agarrarte
y la que todo lo mueve y no sabes quién eres.

Hoy hace sol.
Eso es fácil.
Ahora trato de recordar si eso era algo que me gustara.

Hay trampas más fáciles que otras.
Por ejemplo el sol y el agua,
la fruta,
el río,
dos veces sol y agua
y que me abracéis siempre.

Otras no tanto
por ejemplo si que me quieran o no me quieran
románticamente se entiende
como pareja se entiende
y yo no entiendo nada.
Y más allá de eso
multiplicando por mil las posibilidades del vínculo
me abruma esa libertad ahora
o el pánico a no poder responder.
Estoy a trocitos
hoy quiero y mañana no puedo acordarme ni de mi nombre cuando lo quería
necesito imágenes que me recuerden quién soy
quién era
por qué estaba aquí
y no desandar todo el rato el camino.

Si un día te miro segura y confiada,
tranquila,
con ternura y juego
agárrame de las manos
agárrame la mirada,
no sé cómo pero agárrame,
necesito que para las próximas cien veces en que no pueda mirarte
y rehuya cualquier acercamiento
tú recuerdes que esa era yo
y cómo te quería.
Tú serás mi memoria.








miércoles, 25 de junio de 2014






Complejo de Mary Poppins...







La rodilla de la corredora, o Tendinopatía de la Cintilla Iliotibial, es una lesión por sobreuso que afecta a la banda iliotibial y se caracteriza por la aparición de dolor en la cara lateral de la rodilla, donde se produce una ficción entre la cintilla y el epicóndilo lateral. Las actividades con carga y flexo-extensión repetidas aumentan la fricción entre estas estructuras, pudiendo provocar su inflamación o su deterioro.
El dolor es, generalmente, mecánico y aparece sobre todo al correr o al subir y bajar escaleras. Puede acentuarse al correr cuesta abajo o a ritmos lentos, porque aumenta el roce de la cintilla en estas situaciones. Es muy frecuente en los corredores de media y larga distancia pero no es exclusivo de ellos. También aparece en ciclistas, remeros y otros deportes.

lunes, 2 de junio de 2014

Verás, la echo de menos. Es tan pequeña y delgada, tengo la medida de su cintura grabada en mis brazos. Tiene los ojos tan grandes y el pelo tan largo cayéndole en rastas atrás, con los lados rapados, que parece una especie de estrella fugaz, una cascada, un sol con la estela de un millón de reflejos.

miércoles, 28 de mayo de 2014


"Tienes algo dentro, se te nota en la mirada"




[nuevo disco de Todo o Nada, ahora Kike Tormenta
y en una primera escucha suena más abierto y limpio,
más claridad, con más luz, 
sin perder lo que sale y viene directo a las entrañas.
Buen presagio, tormentas de verano]
Salir del armario. Decir: eso fui yo y lo que soy ahora tiene también que ver con eso. Quizá ya de aquí en adelante, aún no lo sé (y, siendo franca, me da miedo pensarlo así, a la vez que me da un poco de fuerza, de re-conocimiento). Siento un poco de dejar atrás algo y un poco de integrar esto que me (ha) pasa(do). Salir del armario siempre es bien.







¿Nunca os ha pasado estar hartas de ser unas supervivientes?

de los mismos miedos todo el rato.






Debería salir a correr, porque la precariedad no me da para la piscina pero sí para ir al parque, pero no tengo ganas. Esta es la cosa: me sienta súper bien el deporte para salir del agujero (o para no entrar), pero cuando empiezo a sentirme chof no tengo ganas ni fuerzas para moverme. Y pienso: Va, para la semana que viene hago un esfuerzo. A ver si mi cuerpo se pone ya de maldita semana que viene. 


miércoles, 21 de mayo de 2014

Me metió los dedos dentro del coño y me acordé:

- Llevo la copa puesta

- ¿Quepo?

- ... [esos momentos en los que me siento totalmente Rae Earl]


["No lo quiero como amigo. Quiero que baje y esté entre mis piernas tanto tiempo que le salgan branquias"]

lunes, 19 de mayo de 2014

¿Sabes cuando vas por la calle fantaseando sexualmente, rememorando una noche anterior, y piensas que la gente con la que te cruzas se tiene que estar dando cuenta de que te estás poniendo cachonda?





martes, 29 de abril de 2014

Ojo de pez que brilla





Ojo de pez que brilla, 
siempre te usan para contar cuentos tristes...

tú, que flotas en el espacio
y te mueves lento y susurras
burbujas bajo mi cuerpo desnudo,
que me hacen cosquillas en la barriga

tus sueños de algas me arropan
tu lomo de espejos me hace
tintineos de braille luminoso

yo creo que eres mezcla 
de tierra y de agua y que juegas
yo creo que cuentas
bocanadas de historias mojadas
que guardas bajo tus aletas.

Ojo de pez que brilla
luna oceánica multiplicada y fresca
yo te quiero lleno de historias
yo te quiero como tú seas.









- poesía contra la espectacularización de la vida -

viernes, 18 de abril de 2014


Yo también tenía derecho a ser una niña.

A no tener que estar pendiente de que las cosas
simplemente
fuesen.




¿Cómo fue que pasaste de morderme los pies y tocar el piano para que me durmiera a que hace años que no me tocas?



lunes, 14 de abril de 2014


Los momentos de bajón nunca son buenos para analizar las cosas. Así que quizá este es un momento peineta que necesito, y para eso estoy, para acompañarme a mí misma a los lugares donde no me siento fuerte o con ganas para ir. Feminismos y autogestión de la vida. Autogestión de la vida y dinero. Dinero y trabajo asalariado. Esa es la cadena de consecuencias que me trae hoy aquí.

Llevo más de 4 meses trabajando en algo que quería hacer sí o sí. Abrir un espacio donde poder pensar juntas y compartir en torno a algo que me implica. Da igual qué: construir autonomía, construir nuestros espacios, alimentar nuestra red -en un lugar además donde la red es fragmentada y escueta, y construir red es ásperamente difícil, aunque muy concentrado cuando llega, muy de secano-. Y me llaman para un curro. Temporal. Una campaña de 10 días. Justo en las mismas fechas que nuestras jornadas.

Un curro del que ya me llamaron hace un tiempo y dije que no podía porque estaba en una celebración de alguien cercano, para quien era importante que yo estuviera ahí (aunque no lo dijera ni reconociera la importancia de un trabajo, aun temporal, en mi vida precaria - eso también es el patriarcado). Después de tanto tiempo sin currar y sin ingresos autogestionados ya no cabe priorizar otra cosa.

Odio la familia nuclear. Probaría a caerme a ver si otrxs me sujetan pero siento que podría pudrirme de asco y tristeza. Y si eso pasa algún día, prefiero que sea por decisión propia.

Me siento como la chica de la imagen: construir puertas en las jaulas para que lxs pájarxs puedan salir, o construir lxs pájarxs mismxs para poder escapar hacia un otro lugar, aun sabiendo que puede pasar esto. Porque por lo menos lxs pájarxs serán reales y estarán ahí. Por lo menos lxs pájarxs servirán para vivir, aunque no sea a mí.


Volad, bellxs...                       

domingo, 13 de abril de 2014

La vida se estira y se hace tan larga. No sólo tenemos tanto por delante por vivir, también tenemos por contarnos cómo hemos llegado hasta aquí.

Hoy no es día de grandes verdades, es día de pequeños rincones que se (nos) hacen posibles.


lunes, 7 de abril de 2014

Del cuerpo (los cuerpos) de la memoria.

http://politica.elpais.com/politica/2014/04/06/actualidad/1396816895_145138.html

"He visto cómo daban muerte en caminos, montes y portales a los hombres y mujeres que no correspondían al patrón que ustedes formaron (...) Tengo familiares enterrados en la falda de un monte. Los mataron a tiros y los dejaron al sol (...) beso aquella tierra que cubre los restos de mi padre y 11 hombres más y rezo por todos los que, como a ellos, se les negó hasta un lugar en un cementerio. Si un día se llegase a hacer la estadística de estos crímenes y cómo se cometieron, el mundo se sentiría estremecido. (...) Recorra todas las provincias y pregunte a las viudas dónde están enterrados sus maridos; y a los huérfanos, sus padres, y a los padres, sus hijos (...) Y un día no habrá suficientes divisiones acorazadas para sujetar el empuje (...) Un coro de ultratumba, de la cuneta, le estará gritando día y noche: ‘¡Nosotros estamos aquí!”

El estremecimiento de la memoria haciéndose cuerpo. Voy sabiendo quién soy conforme voy construyendo mi-nuestra memoria, y no me gustaría hacer una poesía intimista sobre esto. Intima sí, claro. Lo que quisiera es que la memoria de nuestros cuerpos rotos, y de nuestras miradas perdidas entre el dolor y el vacío, no fueran el pasto de un jardín melancólico que pisamos solas, ni tampoco imágenes-espectáculo que saltan al primer plano tocando una fibra sensible y conformando a su vez un segundo, tercer plano, etc. en el que se va diluyendo el contexto.

Una imagen es mucho más que una fotografía. La memoria es mucho más que un recuerdo y la memoria si se hace se hace en el cuerpo.

El cuerpo (los cuerpos) de la memoria.



viernes, 4 de abril de 2014

Algún día tendré que hablar del miedo. Hoy hace sol y es rara esta claridad tan serena.

No será hoy, pero algún día tendré que empezar a hablar del miedo.


miércoles, 2 de abril de 2014

Me hace extrañarte pensar la idea de no poder caminar juntas una misma calle cualquiera a la que deviniéramos al azar, hasta dentro de 5 ó 6 meses.

lunes, 31 de marzo de 2014

Se me cayeron las lágrimas viendo esas fotos y deseé estar ahí. Quiero que me contéis muchos cuentos.

domingo, 30 de marzo de 2014

Esas cosas que no me digo porque no son de recibo: como que quería que follases conmigo antes que con nadie, y no antes de tiempo sino de preferencia. Como que cuando sentì que aquella pareja estaba titilando y no la recibía tenía un miedo en el estómago a que se hubiera enamorado de otra y no pudiera llevar las dos relaciones, y así fue, y tuve que odiarte un poco. Como que quería que tú no quisieses una pareja, pero que si la quisieras, que me quisieras a mí. Como que a veces quiero enamorarme y enamorarla. Como que sé que en el fondo te gustan las mujeres de revista, y eso hace que me gustes un poco menos.

sábado, 22 de marzo de 2014

Pura geología de un cuerpo

Esos ratos en los que me siento
desubicada, me siento
fuera de lugar o buscando todo el tiempo moviéndome
no sé, despistar
pensamientos recurrentes de aquello que en realidad no quiero
pero que mi imaginación me devuelve en formato
propaganda de la felicidad o del bienestar al más puro estilo cinematográfico.

sábado, 15 de marzo de 2014

Duelo de Batania, o dejar de vivir en los agujeros que nos deja el capitalismo.

Lo malo cuando te das cuenta de que la ideología de "el amor todo lo mueve" y de que el amor es lo más intenso que te puede pasar en la vida es la encerrona mejor orquestada para la sumisión de las mujeres, (y en general, de la vida al capitalismo) es que Batania deja de ser las luces de luciérnagas que hacen de tu oscuridad un lugar mágicamente vivo, doloroso pero intenso, para ser oscuridad sin poesía-clavo ardiendo.

jueves, 13 de marzo de 2014

Psicoanálisis

X, que es (entre otras cosas) psicóloga, me está haciendo un acompañamiento activo con mis movidas emocionales y mentales. Me dijo que para cerrar historias que me estaban generando sufrimiento tenía que hacer duelos. Doler la pérdida de las personas que fueron o que yo quería que hubiesen sido y dejar marchar esas imágenes, dejar de dialogar con ellas, y empezar, si quiero, una relación con la persona que queda después de eso.

domingo, 9 de marzo de 2014

Escribo después de los orgasmos, tantas corrientes de agua y turbulencias me llaman a las palabras. Dejar huella, recordar en el cuerpo esta experiencia.
Antes pensaba que sólo podía escribir en la tristeza. En la pena, en el dolor, entre los nudos, y sin embargo he descubierto escribir desde el extasis, la nube, los colores, esta droga tan mía. Esta droga que me hace, esta droga que me vida.

viernes, 7 de marzo de 2014

Echo de menos los orgasmos eternos, mi mano y tu mano en mi coño o en el tuyo juntas, el que sí entra la mano entera. El sexo entre sueños a mitad de la noche, despertarnos y preguntar si lo he soñado, no, ha sido tan real. El sexo anal, las siestas, los pasillos. Los juegos, la comida, la picardía, el reto. El sexo de enamoradas.

miércoles, 5 de marzo de 2014

9.940

"Esfera y Diamante", de Deika y Patty de Frutos.

9.940 es un número abstracto que podrían ser gotas de agua salada evaporándose de mi piel en un día caluroso de mar, o estrellas que podríamos contar una noche de verano antes de dormirnos, resistiéndonos a cerrar los ojos y que se nos escapara el tiempo y la bóveda celeste negra salpicada de destellos, resbalando entre los sueños. 9.940 hojas han caído de ese árbol que hay bajo tu ventana en todos los otoños que he vivido en esa ciudad, 9.940 minutos de dibujos animados animándonos la vida. Pero ahora son 9.940km entre tu risa y la mía, y la distancia es una cuestión de actitud. Siempre me pilla con la mirada puesta, los ojos abiertos. Aprendo a quedarme y a marchar bastante activamente. Extraño y amo, duelo la distancia a veces pero aprendo a amar lo que tengo entre las manos, y los planes para cuando tenga vuestras manos entre mis manos y mis ojos mirando lo que miran nuestros ojos. Pero esta distancia me ha pillado haciendo algo importante. En todo lo nuestro, creciendo. No es que no quiera estar aquí por estar allí ni que tú no estés allí por estar aquí, no es ese trabalenguas. Es sólo que no quiero que estemos a 9.940km. Sólo eso.

martes, 4 de marzo de 2014

Podría haber sido su profesora


Estoy sentada en su cama. Ella viene de frente, se sube y encaja su cuerpo contra el mio con las piernas abiertas y sus brazos alrededor de mi cuello. Su cabeza se inclina sobre mi oído: -no dejo de pensarlo, podrías ser mi profesora-, me dice mientras baja la cabeza y baila su mirada entre mis ojos y mi boca. Está claro que esa idea le encanta. Y yo...

miércoles, 26 de febrero de 2014

Amantes caníbales

Quiero ser una amante caníbal
morder la carne de tus costillas hasta carcomerlas

Fantasías de una tarde de lunes a flor de piel


Desnudez y elementos negros con metal frio. Algo rojo y hachís. Sirdis, de Alina Orlova y locura de la que te lleva y te trae de vuelta. Restricción sensorial, vendas en los ojos para caer vertiginosamente en el bucle de la música. Chocolate y saliva.

Fantasías de un domingo de invierno con sol



El otro día hablaba con L. sobre fantasías, ¿con qué tengo yo fantasías? ¿qué me gustaría probar o jugar?

lunes, 24 de febrero de 2014

Fantasías de una noche entre semana


Fantasías de una noche entre semana. El placer en lo cotidiano. Sal del curro, yo llego en el metro justa con una botella de tinto. Valdepeñas, tiras para la tierra. Claro. Saca las cuerdas, nadie se imagina fuera de estas cuatro paredes qué está ocurriendo al otro lado de su salón y de su tele.Vivir en medio de los días que se escurren entre nuestros dedos y nuestras piernas. Vivir.

presentación

Manchas que van dejando unos amores como otros cualesquiera (sólo que éstos son los que me manchan a mí).

Éste es un blog reciclado de una declaración de amor y de cierre, que después de más de un año he decidido reciclar y usar de cajón de sastre para cosas que no me caben en el otro. Un espacio más personal y ambiguo donde no ser correcta conmigo misma.

Manchas: porque los amores manchan, dejan marca, dejan huella.