domingo, 9 de marzo de 2014

Escribo después de los orgasmos, tantas corrientes de agua y turbulencias me llaman a las palabras. Dejar huella, recordar en el cuerpo esta experiencia.
Antes pensaba que sólo podía escribir en la tristeza. En la pena, en el dolor, entre los nudos, y sin embargo he descubierto escribir desde el extasis, la nube, los colores, esta droga tan mía. Esta droga que me hace, esta droga que me vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario