viernes, 18 de abril de 2014


Yo también tenía derecho a ser una niña.

A no tener que estar pendiente de que las cosas
simplemente
fuesen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario