miércoles, 28 de mayo de 2014

¿Nunca os ha pasado estar hartas de ser unas supervivientes?

de los mismos miedos todo el rato.






Debería salir a correr, porque la precariedad no me da para la piscina pero sí para ir al parque, pero no tengo ganas. Esta es la cosa: me sienta súper bien el deporte para salir del agujero (o para no entrar), pero cuando empiezo a sentirme chof no tengo ganas ni fuerzas para moverme. Y pienso: Va, para la semana que viene hago un esfuerzo. A ver si mi cuerpo se pone ya de maldita semana que viene. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario