sábado, 21 de marzo de 2015

Duelo


Cuando tenía 16 años (de hecho unos días antes de cumplirlos) se mató una amiga mía en un accidente de moto. Este tipo de amigas mejores amigas adolescentes amigas para siempre. De ese tipo de amigas que ya sabíamos qué íbamos a estudiar al terminar el instituto, y que habíamos decidido que iríamos las dos a Valencia a estudiar psicología juntas, y bueno, amigas mellizas juntas forever.
La poesía por la poesía no me interesa. Eso es el romanticismo. Conectas lugares comunes, pero no te sirven ellos a ti sino tú a ellos. Poesía hueca.

---------------------------------

Me dijo que lo que hacía esta persona era alimentarse de la energía de la gente, y que por eso se enredaba con gente con una energía grande y una forma de hacer concreta, que le sujetara.

-----------------------------

martes, 17 de marzo de 2015

Andaba por el bosque desnuda, con el pelo y el cuerpo revuelto, magullada, sucia de sorda y hueca desesperación. Andaba buscando un árbol, cualquier árbol, una casa. Me he ido metiendo en todos los pozos de agua estancada, he ido caminando por todos los barros de arenas movedizas, he ido buscando el bucle que me tapara todos los poros de mi cuerpo hasta no dejarme respirar, que me llenara la garganta para no dejar resquicio de aire, que me llenara los oídos para amortiguar los sonidos hasta el silencio, que me inundara la caja toracica para que dejara de resonar. 

He puesto un pie detrás de otro buscando el alud que tapara la luz del sol para no mirar la pequeña que titilaba a lo lejos, tan dentro de mí que no la oía, enterrada. 

Han pasado 20,18,15,13,9,7 años y la luz sigue titilando con una feroz ternura, alumbrando un camino que he tardado 7 años en estar preparada para mirar. Una honestidad radical: tienes que mirar esto para seguir siendo tú. Empapelé las paredes con papel continuo para sacarlo todo a fuera y mirarme y no pude. Lo llené de vosotrxs, me llené los ojos de afuera para no sentir el vértigo de caminar por el borde de ese precipicio. 

Ahora me siento preparada. 

Ahora tengo un nombre, ahora tengo palabras.






martes, 3 de marzo de 2015

Hemos hablado de los miedos, lo que los miedos hacen o como funcionamos con esos mecanismos que operan todo el rato, miedos, miedo a no ser reconocida, miedo a ser rechazada, miedo a no gustar, miedo a no ser suficiente, a no estar a la altura, miedo al abandono. Este lo voy a repetir en grande: MIEDO AL ABANDONO. 

Ahora: hablemos de la vergüenza. 


domingo, 1 de marzo de 2015

No hay finales felices, sino caminos que importan.


No puedes evitar que se caiga, no podremos sostener seguramente, pero podemos mirar. Mirar, mirar atentas, mirar porque importan, mirar.