miércoles, 27 de mayo de 2015

El punto en el que puedo mirar con ternura mis propias cagadas, en lugar del cinismo, ese punto tengo que recordarlo hasta físicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario