sábado, 18 de julio de 2015

No es que tú no puedas entrar y salir cuando quieras, es que yo no puedo abrir y cerrar todo el rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario