domingo, 15 de noviembre de 2015


Lejos de la idea de buscar un origen a mis desviaciones, me sorprende las posibilidades que se construye el cuerpo.


jueves, 5 de noviembre de 2015

Me cago en la gestión de espacios compartidos. Me cago en el poliamor y en la promiscuidad y en la anarquía relacional y en el bdsm y en el juego. Me cago en la incertidumbre, me cago en buscar la relación que conecta con cada persona. Me cago en ser activista y me cago en la visibilidad y me cago en escribir publicamente. Me cago en los referentes. Me cago en todo lo que estamos construyendo, me cago en estar aquí y en haber llegado hasta aquí y en ser como soy. QUIERO UNA VIDA CON MALDITO LIBRO DE INSTRUCCIONES.

martes, 3 de noviembre de 2015


Quisiera poder ponerte encima de la mesa

quitarte el uniforme, abrirte bien las piernas

las cartas boca arriba, mis manos en tu lengua...


Pedirás perdón, pero nunca tendrás mi absolución...





lunes, 2 de noviembre de 2015

Me gustan las escenas costumbristas. Adoro las cocinas.
Yo aprendí muy pronto que el amor no iba a salvarme la vida, que sería la afinidad y el apoyo mútuo lo que me sostendría viniera de donde viniera. Ahora empiezo a aprender cómo se pueden combinar las dos cosas, despacio, hacer la vida bonita.



Estoy leyendo el poemario de Gabriela Wiener y me digo
Yo no voy a hacer fotos de familia,
mientras ya voy colocando cuidadosamente los personajes.