jueves, 12 de mayo de 2016

Hoy me hubiera encantado llegar a casa y que estuvieras aquí, quitarme la chaqueta, dejar las cosas camino del sofá y tirarme entre cojines contigo. Olerte, acariciarte el pelo, la cabeza, llegar, por fin, casa. Y hoy envidio a quien sí puede hacerlo. Tan simple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario