domingo, 15 de mayo de 2016

Qué difícil es esperar.

Hay una parte de esperar que es así por cómo estás manejando las cosas

Hay
otra parte de esperar

que es la misma forma de la vida de hacerse en procesos.

Procesos.

Qué difícil es dejar que los procesos se hagan a su ritmo
y no forzarlos

a ir más rápido
a resolverse ya
combatir la confusión
el estado en proceso
para imponer la inmediatez.

Quiero verlo todo claro
tenerlo todo claro
sentirlo todo claro
y decidir claramente
cosas concretas
y definidas.

todo
bajo
control

tengo

la situación

bajo control.

No me confundáis
no hay nada de malo en querer sentir
que las situaciones en las que estás involucrada
no están descontroladas.

Querer sentir
estabilidad allí
donde está apoyado mi cuerpo
sustentado mi cuerpo
acomodado y querido, mi cuerpo.

Interpelado
vinculado
puesto en relación,
cuerpo querido vector tronco en el río viga parte de la estructura
que la vida es.

No hay nada de malo en querer tenerlo todo bajo control.
Siempre que sepas
que no puedes tenerlo todo bajo control.

Que tu cuerpo quiere
como quiere helado a las 3 de la mañana
como quiere mamá
como quiere cuerpotucuerpoymicuerpo
nuestros
cuerpos
resonando
cuando estamos a cientos de kilómetros.
Como quiere el mañana idílico donde viviré como yo quiera
con quien yo quiera
en el lugar donde yo quiera
y me cuidaré como yo quiera
y tendré hijas
y las criaré como elija
y no estaré sola nunca en esto
ni yo
ni las mías
y por extensión todas, porque todas somos las mías de alguien.

Mi cuerpo quiere en formato algarabía
en formato inmediato
Aquí y ahora, ai ferri corti con la vida.

Me cuesta, a mi cuerpo le cuesta
pensar a medio plazo
(y fíjate, creo que yo soy buena en los cortos y tú en los medios, esto es una buena combinación)

Mi cabeza le canta
mi cabeza le arrulla
mi cabeza lo acuna.

Mi cabeza le explica lo que puede
busca información fuera
trae comida para construir una perspectiva.
Y lo que no puede
lo dice:
"esto aún no podemos saber
qué va a pasar
o qué quiere decir"

Mi cuerpo se enrabieta
sufre
se entristece
duele
se enfada

se protege.

Mi cuerpo y mi cabeza
se protegen mutuamente:
- No te voy a dejar pensar más
- Yo te voy a dar luz, a colocar y a desenredar

Ambos construyen
los lugares de tregua con la vida

una tienda de campaña
montada en mitad del salón
donde cerrarle la puerta al mundo mientras el mundo se hace.





No hay comentarios:

Publicar un comentario