domingo, 24 de julio de 2016

Trigger: intensidad, enfado, recoloque, bucle, amor, difícil. Y te quiero todo el rato.


**mi amor, esto es mucho más para mí que para ti. No tiene la intención de decirte nada que no te haya dicho ya cuerpo a cuerpo. (no obstante si necesitas decirme algo sobre esto, por supuesto puedes). Me lo digo a mí, me lo escribo a mí, porque lo necesito y me es importante.. Y te quiero todo el rato. **




Coraje y necesidad de estar conmigo. Hubo unas semanas en que no podía estar sola. Pensamientos intrusivos, recurrentes, invadiéndome ocupando mi espacio mi cabeza martilleando me el corazón. No puedes colocarme en un lugar de tu vida y esperar a que yo lo interprete, y tenga que decidir si me amoldo a eso o nos dejo. Sé que soy dura cuando me enfado, pero déjame que me quite el filtro este rato. Estonoes unacartaderencor. Esto no es una carta. M*****referencial. Basta. Necesitaba parar a mi cuerpo en ese bucle descansar poner un límite a toda esa incertidumbre que me traes y colocas sobre el suelo bajo nosotras como un mantel de picnic. Como el colchón que no compré. Como los planes de verano que ya no hacemos. Basta. Cumple lo que prometes. Haz lo que dices que vas a hacer [Guía de 1º de poliamor]. 

Pero antes, 
asegúrate de que lo que prometes 
está 
en tu mano 
cumplirlo. 

Bajo tu propio criterio. 1º de autogestión. 1º de apoyo mútuo. 1º de cuidados. Ójala pudiera ponerme orto, pienso, pero ni Dossi ni Janet, ni Emma Goldman, ni la Wittig ni Simone de Beauvoir me abrazan por las noches. La verdad es que tú tampoco. Brigitte, Miguel, dadme un abrazo, anda. 

Dice María:
y aquí me quedo,
en la noche eterna
más lejos del sol
más miope que nunca
haciéndome parte de dónde estoy y de lo que tengo

(quiero pensar y me empeño en sentir que con el abrigo de mi propia sombra
* María termina el poema
diciendo sin abrigo siquiera de mi sombra.)


Esto no es una carta de rencor. Esto no es una carta. Si acaso, es una carta de amor. Si no le pongo palabras me voy lejos, muy lejos. Lo siento, por haber tardando meses en darme cuenta de que estaba enfadada. Siento no haberme entendido, qué me estaba pasando. Ójala hubiera podido decírtelo tranquilamente: Estoy enfadada. Me has hecho daño. Esto que has hecho me ha hecho daño. Ójala hubiera tenido la fuerza y la confianza en la vida para poder quedarme cerca y habértelo dicho. No podía. Tenía tanto miedo. No pude. 
Gracias
por
ese email
meses después.

Bagaje emocional. Biografía afectiva. Heridas. Puntos gatillo. Alarma. Exponerse. Sentimiento incorporado. Intimidad. Foco, me enmimismo, me confronto. El dragón que echa fuego por la boca y no deja que nadie se acerque o la tortuga que se mete en su caparazón y nadie le hace daño, pero tampoco puede establecer contacto. Protección. He aprendido a enseñarle a mi cuerpo que ahora sí tiene herramientas para protegerse y poner límites. Que ahora puede quedarse en el sitio y decir en voz alta, esto me hace daño, esto me gustaría, esto es importante para mí. Quiero esta relación. No me has cuidado, a mí. Los absolutos nunca son ciertos. (esto es un absoluto). Sé que soy dura cuando me enfado, pero déjame que me ponga la peineta este rato. 

Es todo complejo, no sé por dónde cogerlo. Necesitaba espacio para mirarlo de lejos. Dices que cuanto más lejos me voy más me enfado contigo. Es que necesitaba enfadarme. Es que esto me estaba haciendo daño. Es que desde tan cerca no podía parar y decirte, amor, esto, amor, aquí, amor, para. Desde tan cerca
Solo
quería
tenerte cerca
Desde tan cerca tenía tanto
miedo
a parar. Y después qué pasa.

Una vez lo he dicho en voz alta, y una vez lo he escrito, ahora no estoy enfadada. Ahora esto tiene luz y ya tiene su propio lugar, puedo dejarle que se vaya sin que eso sea decirle, no eres cierto.

Necesito limpiar esto y sentir que estoy en igualdad de condiciones, contigo. Privilegio de la información. Privilegio de pareja. Basta. El respeto pulcro y la ternura, no están enfrentados. Honestidad. 

No voy a prometerte nada que no este en mi mano 
No te aseguro una victoria 
Ni te hago pensar 
en días que llegarán 
no quiero engañarte. 

Lo que hay es lo que ves. 
Lo que hay es lo que ves. 
Honestidad. 

Si vienes, prepárate para caerte 
y para levantarte después. 
No te aseguro ganar, solo te prometo que voy a darlo todo. 

Lo que hay es lo que ves. 
Lo que hay es lo que ves. 
Honestidad. Cómplices y amigas

Cómplices y amantes
Cómplices y compañeras,
Honestidad.







No hay comentarios:

Publicar un comentario