lunes, 26 de septiembre de 2016

Cambiar la retórica de la ofensa y el trauma por la de la decepción y la frustración
no borra el dolor, pero asume sus implicaciones


ser responsables con las revisiones de nuestra propia historia
acercarse con humildad


las categorías que hoy utilizas y que entonces no funcionaban así no sirven para esto

¿Cómo se asumen los propios procesos mientras no se acoge la idea de que la comunidad está en proceso, siempre?

La historia no es lineal, es, curiosamente, circular. Como una espiral. Hemos pasado por aquí antes, aunque de otra manera y con otras herramientas, y volveremos a pasar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario