martes, 13 de septiembre de 2016


Este es un regalo para esos días en que estás triste. Más allá de si es resoluble o no, de porqué sea, de qué está pasando fuera, es un regalo para cuando te sientes gris por dentro: No sos tan gris, es que todo se volvió gris. Deja que la nube llegue y te envuelva el pensamiento, besa tus sentimientos y no te dejes vencer, que al alma hay que darle de comer, azúcar del estero, y un poco de risa y caramelo. No sos tan gris, es que todo se volvió gris...




No sos tan gris, 
es que todo se volvio gris. 
Cerraron la puerta del sendero, 
perdieron la gracia del cartero. 

Antes eras una flor, 
pintabas el cielo de amor. 
Ahora que no tenés mas vuelo, 
quedaste tan sola, ¿te vencieron? 

Una nube va sin fin 
trepando por el verde jardín. 
Dejá que te envuelva el pensamiento, 
volvé a besar tus sentimientos. 

In the night just follow me, 
just follow me, 
just follow me. 
In the night give me your soul, 
I keep it warm 
beneath my feet. 

No te dejes mas vencer, 
al alma hay que darle de comer 
un poco de azúcar del estero, 
un poco de risa y caramelos. 

In the night just fall in love, 
just fall in love, 
just fall in love. 
In the night give me your soul, 
I keep it warm 
beneath my feet. 

No sos tan gris, 
es que todo se volvio gris, 
cerraron la puerta del sendero, 
perdieron la gracia del cartero. 

No te dejes mas vencer, 
al alma hay que darle de comer, 
un poco de azucar del estero, 
un poco de risa y caramelos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario