sábado, 7 de enero de 2017

Cuando estoy empozá mi Anica viene y me echa una mano. Cocinamos, arreglamos cosas de la casa, nos vemos una peli y chachareamos. La vida es menos rotunda y yo la quiero como la siento, ahí siempre que me hace falta, la una por la otra. Hemos estado de fiesta, de viaje, de gira, en los mejores momentos y en los peores, en los dramas y en los nudos del día a día acumulados. Sencillo, pero tan básico en mi vida.

Hoy mi habitación parece otra. Está tan llena de luz, ¿qué es esta primavera anticipada? Calma, organización, música, planes. Volvéis ya, con esta semana empieza otra vez el curro, en nada vuelta a las clases. Creo que el lunes empieza el año, y estoy preparada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario